TALLER: APRENDEMOS SOBRE LA “CORRESPONSABILIDAD”

(Pincha en la imagen para acceder a la galería)

La semana pasada tuvimos la suerte de contar, en el Ave María Vistillas, con un taller sobre la corresponsabilidad. Este año debido a la situación sanitaria actual, no ha sido posible visitar las instalaciones que desde el Ayuntamiento tienen para realizar el taller. Por ello se ofrecieron a darnos este taller en el aula.

En él, nuestros alumnos y alumnas pudieron aprender en igualdad la corresponsabilidad en el hogar con el que pretende educar a los niños y niñas en el reparto equitativo del trabajo doméstico a través de diversas reflexiones y puesta en práctica de diferentes tareas que todos realizamos en el día a día.

 

El término corresponsabilidad hace referencia a la responsabilidad compartida de una situación o actuación determinada entre dos o más personas. Las personas corresponsables poseen los mismos deberes y derechos en su capacidad de responder por sus actuaciones en las situaciones a su cargo.

A las mujeres se le asignaron tradicionalmente tareas y responsabilidades relacionadas con la familia y el hogar, y a los hombres tareas y responsabilidades de tipo laboral, cultural y político. Esta distribución respondía a la aplicación de dos lógicas bien diferenciadas: de un lado la lógica masculina y patriarcal de la producción, de otro la lógica femenina y maternal de la reproducción, produciéndose históricamente una subordinación de la lógica reproductiva a la lógica productiva.

En los últimos años se tiene producido un avance considerable en el acceso de las mujeres al ámbito público, a la formación, al empleo y al ocio; sin embargo continúa pendiente el acceso de los hombres al ámbito del hogar.

En el ámbito personal se sitúan una buena parte de los elementos que configuran la frontera de la desigualdad, más concretamente en el hogar y la familia y alrededor de las tareas que exige su correcto mantenimiento.

La corresponsabilidad doméstica se configura como el contrapunto necesario para conseguir la igualdad completa en el mundo laboral, puesto que no cabe hablar de una igualdad real mientras la mujer desempeñe una doble o triple jornada que la obligue a renunciar a su tiempo de ocio.

El objetivo es conseguir una situación de plena corresponsabilidad doméstica y de una plena paternidad, que implique que tanto hombres como mujeres asuman por igual la responsabilidad y las tareas que suponen el mantenimiento del hogar y el cuidado de los/las hijos/las, y que termine con la tradicional división sexista de las funciones.

Consiste, así pues, en una distribución equitativa y democrática de las responsabilidades y actividades domésticas, que se traducirá en uno reparto equitativo entre los dos sexos de los tiempos de producción, cuidado de las personas, tareas domésticas y tiempo de descanso.

La corresponsabilidad es un objetivo imprescindible para la participación igualitaria de mujeres y hombres en el mercado de trabajo. Mientras las responsabilidades de trabajo y de cuidado de las personas dependientes –mayores, menores- continúe en manos de las mujeres mayoritariamente, no será posible que dediquen el tiempo suficiente a su formación, a su promoción profesional, y continuarán siendo las que, llegado el caso, reduzcan su jornada laboral o abandonen su puesto de trabajo si la situación lo requiere. La corresponsabilidad en el entorno familiar debe permitir que las personas, independientemente de su sexo, compartan las responsabilidades y dispongan de iguales tiempos y oportunidades para el trabajo, la formación o el ocio.

Comparte esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies