DISFRUTAMOS DE UNA INMEJORABLE “CLASE MANJONIANA JUNTO AL MAR”

Recientemente, los alumnos y alumnas de ESO, en el Ave María Varadero, han disfrutado de una inolvidable sesión formativa con una clase “manjoniana” junto al mar. Las ventajas de tenerlo cerca y sobre todo, saber aprovecharlo.

Toda la pedagogía manjoniana debe ser entendida como una reacción contra la pasividad del alumno; como él mismo dice, “El ejercicio es necesario y en la calidad y modo de él está la ciencia del desarrollo y de la educación”​ Majón, repudiaba los símiles ya tópicos que venían repitiéndose desde la antigüedad y aun fueron tomados después por John Locke y Johann Friedrich Herbart: ni cera que se funda, ni barro que se modela, ni tabla que se pinte, ni vaso que se llena, ni hoja que se escribe. El niño no es nada de esto, y con ninguna de estas cosas se le puede comparar; es, por el contrario, “un ser activo con destino propio que nadie más que él tiene que cumplir, y con facultades propias que ningún otro puede permutar: al educador toca tomarle tal cual es, para perfeccionarle y ayudarle; pero de modo alguno puede reemplazarle y ocupar su puesto”.

Comparte esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies