Enlace Escuela de Idiomas

Escuela de Verano

Chándal Oficial

Fondo Solidario

Webmail

 

 

Quién está en linea

Tenemos 25 visitantes y ningun miembro en Línea

Visitas

265492
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
Último mes
Todos los días
56
174
1187
262374
5874
7075
265492
Tu IP: 54.198.134.32
Hora: 2017-11-23 07:13:59

LA COMUNIDAD EDUCATIVA

"Para que la enseñanza sea educadora, dése de acuerdo con los distintos educadores. Si así no se hace, desharán unos la obra de otros, perderán el tiempo y perderán al educando, que es lo más lamentable”. ”Las Escuelas del Ave María sean paternales enseñando y educando; sean auxiliares de los padres en la formación de sus hijos, sean la continuación del hogar por la confianza, el amor, la libertad y el cariño”. (Andrés Manjón).

Corresponde al Patronato la misión de continuar la Institución docente, religiosa, benéfica y autónoma fundada por D. Andrés Manjón, velando por el cumplimiento de los fines doctrinales específicos expuestos anteriormente

Corresponde al maestro colaborar con los padres en la función educadora de los hijos poniendo en juego toda su vocación y diligencia.

Para los que hoy integramos el Ave María constituye un ideal la integración de la familia en la Escuela. Sabemos que forma parte de nuestra tarea el contacto estrecho con las familias, el conocimiento de su ambiente y la amistad personal con ellas.

Todos los miembros de la comunidad educativa están llamados a participar en la elaboración del proyecto educativo y en su ejecución, mediante la constitución de un eficiente consejo de dirección, en el que intervienen los directores, los profesores, los padres de los alumnos y los alumnos en función de su preparación y competencia específica, llegando así a una dirección participada:

  • Los educadores se comprometen a construir la comunidad educativa procurando dar, con su competencia y testimonio, la verdadera imagen del educador cristiano.
  • Los padres participarán en la orientación y marcha del centro con el fin de alcanzar las metas propuestas en este ideario.
  • Los alumnos son protagonistas de su propia educación y participarán gradual y responsablemente en la vida de la Escuela.


Concebimos la participación como un derecho y un deber de corresponsabilidad de todos los componentes de la comunidad educativa, asumiendo cada uno la función que le corresponde para llevar a cabo las metas que en común nos proponemos. Por eso, queremos crear canales de participación en la tarea que la escuela realiza, haciendo así real y visible la corresponsabilidad y comunión entre todos los que convivimos en la Escuela.

En las Escuelas del Ave María se realizará una labor de formación permanente en favor de los propios educadores, de los padres de familia y de los antiguos alumnos.

OBJETIVO DE LAS ESCUELAS DEL AVE MARÍA

"El pensamiento final de estas Escuelas es educar enseñando, hasta el punto de hacer de los niños hombres y mujeres cabales, esto es, sanos de cuerpo y alma, bien desarrollados y en condiciones de emplear sus fuerzas espirituales y corporales en bien propio y de sus semejantes, en suma, hombres y mujeres dignos del fin que han sido creados y de la sociedad a que pertenecen, hoy muy necesitada de hombres cabales". (Andrés Manjón).

  • Según esto, las Escuelas del Ave María pretenden impartir una formación humana integral, inspirada en una concepción cristiana del hombre, de la sociedad y de la vida.
    El objetivo de nuestra Escuela es:
  • desarrollar todo el potencial humano de cada niño, promoviendo su crecimiento afectivo, social, intelectual, moral y religioso a través de un esfuerzo unido de toda la comunidad escolar.
  • en una actitud de profundo amor y respeto a la persona, la familia, la Patria y la Religión.
  • ofreciendo a sus educandos el anuncio explícito del mensaje evangélico de forma progresiva y adecuada a su edad y de suerte que queden iluminados por la fe los conocimientos que los alumnos van adquiriendo del mundo, de la vida y del hombre.


En resumen: La Escuela del Ave María ofrece un sistema educativo, basado en el respeto a la dignidad de la persona para hacer posible la convivencia en una sociedad más justa y más fraterna.

Share

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política